Fotografía de portada: Nan Goldin, del libro “Diving for Pearls”

El Arte de Perderse

Errar puede ser buscar, perderse y volver. En cada desvío se esconde una puerta hacia lo insólito. Los errores también pueden ser rutas no transitadas, paisajes ocultos esperando ser descubiertos. Como en las ciencias, donde muchos hallazgos se deben a accidentes, en la creación artística, el error puede ser un camino hacia lo inexplorado.

"Honra los errores como intenciones ocultas."

— Brian Eno

“Oblique Strategies” para navegar el proceso creativo

  • Abandona los instrumentos usuales. 
  • Honra los errores como intenciones ocultas. 
  • Enfatiza las diferencias. 
  • Usa menos elementos. 
  • Destruye la parte más importante. 
  • No destruyas nada. 
  • Mecaniza algo idiosincrático o humaniza algo libre de errores. 
  • Mira de cerca los detalles más vergonzosos y amplifícalos.

Estas consignas son parte de un proyecto que el músico, compositor y productor, Brian Eno realizó en los años 70 con el compositor alemán Peter Schmidt: Oblique Strategies. Un total de 115 instrucciones, en formato de tarjetas o cartas, que ofrecen claves para despegarse de los patrones usuales de pensamiento y llegar a ideas alternas. 

Desde una forma lúdica, se ofrece la posibilidad de transitar un camino sinuoso a través de tus habilidades e inhabilidades, a partir de la espontaneidad y el ánimo de la experimentación, desde donde se puede llegar a descubrimientos significativos.

Investigar lo Desconocido

Porque quiero ver qué pasa

Los errores son consecuencia de la acción. No hay error sin movimiento, sin intento, sin curiosidad. Y es en estos movimientos donde podemos encontrar algunas pistas para la creación.

Sentirse inspirado por los errores, en lugar de arrepentirse de ellos, es una decisión artística. Es parte de arriesgar, de lanzarse al vacío. Cuando enfrentamos lo inesperado, encontramos oportunidades para pulir, transformar y elevar nuestra obra.

Hacer a un lado lo seguro y previsible en favor de la emoción y lo desconocido es un acto de valentía. En el proceso creativo, el error puede ser una chispa de inspiración. Cada tropiezo nos recuerda que estamos vivos, que estamos creando, que estamos explorando nuevas dimensiones de nuestra imaginación.

"La belleza de la naturaleza radica en su impermanencia"

— Filosofía Wabi-sabi

El Kintsugi y el Wabi-sabi: Celebrar la Imperfección

La filosofía japonesa del kintsugi, la “reparación dorada”, y el wabi-sabi, la belleza de la imperfección, son metáforas poderosas del proceso creativo. El kintsugi nos enseña a no ocultar nuestras fracturas, sino a embellecerlas, a hacerlas parte de la historia de nuestra obra. El wabi-sabi nos recuerda que la belleza reside en lo transitorio y lo imperfecto. Ambas filosofías nos invitan a celebrar nuestras fallas como partes esenciales de nuestra creación.

Exploración

Descubrir cómo trabajamos, cómo miramos, cómo preguntamos y habilitarnos nuevas formas es esencial en la creación artística. En la consciencia del trabajo, debemos estar dispuestos a salirnos de nuestra zona de confort y abrazar lo inesperado. El error, en su esencia, es una oportunidad para reinventarnos y descubrir nuevas facetas de nuestra creatividad.


➝  Explorar “Accidents” búsqueda visual desde la fotografía analógica.